domingo, 22 de noviembre de 2009

Ciudad Juárez Matanza de Mujeres - Entrevista, Colombia


Entrevista a Humberto Robles vocero de la Organización mexicana Nuestras Hijas de Regreso a Casa.

Por: Diego Leonardo González Rodríguez

Humberto Robles llego a Colombia a exponer la realidad de mujeres de Ciudad Juárez, una realidad cruel, plagada de impunidad de silencios de menosprecio, Robles como firma en sus libros, es dramaturgo y guionista, ha sido premiado varias veces por sus obras en México, sus propuestas escénicas son representadas en Argentina, Brasil, Bolivia, Canadá, Colombia, Costa Rica, Cuba, Guatemala, Paraguay; entre otros, la prensa española lo ha denominado como “Uno de los dramaturgos mexicanos más representados y prometedores de la creación teatral contemporánea”; la prensa británica ha agregado “Uno de los autores mexicanos más representados en ambos lados del Atlántico”.

Humberto Robles me dice antes de comenzar esta entrevista “soy un tipo tímido”, tímido talvez, silencioso nunca.

ORACION POR LAS MUERTAS DE JUAREZ

Madre:

tú que habitas cielo,
viento, mar y tierra,
cárceles y burdeles,
fábricas y juzgados,
basureros hediondos,
chozas, vecindades,
mansiones,
hospitales,
guaridas de ladrones
y casas ministeriales,
¡trae a nosotras tu reino!
No perdones
a quienes nos violan,
no perdones
a quienes nos matan,
no perdones
a quienes entierran nuestros huesos
bajo las arenas del desierto.
Que no se haga más su voluntad.
Acude a nuestra súplica y
escucha:
Ellos arrancan nuestros pezones a mordidas.
Encienden con cerillo y gasolina nuestros cuerpos.
Cambian nuestras ropas de un cadáver a otro
para que nuestras madres y nuestros padres
se confundan.
Siembran nuestros ojos
y riegan con nuestras lágrimas su odio,
y luego se esconden.
No sabemos cómo visten.
No sabemos de dónde sacan su dinero.
No sabemos si tienen aparte otros modos de divertirse.
Si tienen hijas
ni si sus hijas son también pobres
y obreras
o estudian por las tardes
y caminan solas por las calles oscuras
de regreso a casa.
Nada de ellos sabemos
sino que quieren un mundo sin nosotras,
las mujeres de Juárez,
las de cabellos largos
y senos despuntando,
cuerpos morenos donde danzan
los sueños,
donde la vida hace fiesta.
Mujeres, Madre, como tú,
como nosotras,
las desterradas hijas de Eva,
las que aquí seguimos
suplicantes.
Acude a nuestro llanto,
escucha:
Ellos tienen cómplices,
no actúan solos.
En la maquila,
en la policía,
en el gobierno,
en el narco,
allí en el paraíso como en el infierno
ellos tienen cómplices,
pero nadie sabe quiénes son.
Por eso venimos hoy a implorarte,
atiende nuestras plegarias,
no desoigas nuestros ruegos:
Que no se oculten más los criminales,
que no queden impunes nuestras muertes,
que la sangre nuestra,
la de nuestras hermanas,
fecunde el corazón de la tierra donde yacen
y nos dé aliento, fuerza.
No protejas a nuestros asesinos
ni escudes bajo tu manto sus ofensas.
Líbranos del miedo,
del silencio,
de la mansedumbre.
Permítenos la rabia
y no nos dejes caer en la tentación
de la desesperanza.

María Hope.

¿Cómo llegan a usted las denuncias de las víctimas de Ciudad Juárez?

Humberto Robles: En el 2001 teníamos un grupo llamado Techo Blanco, a donde nos encontrábamos con la actriz Vanessa Bauche conocida por su actuación en la película Amores Perros; allí llegaron las madres de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, ellas nos encontraron y nos pidieron colaboración.

Vanessa se ofreció a dar entrevistas y yo me ofrecí a crear una página Web para la Organización; gracias a la pagina Web han llegado: testimonios, poesías, diversos escritos sobre Ciudad Juárez, con lo cual escribí una obra llamada “Mujeres de Arena” Testimonios de Mujeres de Ciudad Juárez, la obra ha servido para apoyar la causa, es mi forma como dramaturgo de apoyar la causa.

Es muy importante para quienes tenemos la oportunidad de estar en los medios de comunicación, de poder viajar, ser la voz de tantas de esas mujeres que han sido silenciadas, ya sea por los asesinatos, o porque las madres se encuentran muy lejos de Ciudad Juárez y les cuesta mucho trabajo movilizarse; entonces simplemente actuamos como portavoces de ellas – “ellas gobiernan – nosotros obedecemos, por su puesto ellas aceptan iniciativas como la del libro, la obra de teatro, los documentales, que se han realizado para difundir y denunciar el FEMINICIDIO en Juárez, específicamente contra el Gobierno que no ha hecho nada para prevenir ni erradicar esta violencia”

¿Qué sucede en Ciudad Juárez?

H.R: Desde 1993 se ha venido reportando a la fecha 576 crímenes de niñas y mujeres; los asesinatos oscilan entre los 5 a 35 años, todas son mujeres morenas de ojos negros de pelo negro, jóvenes, bonitas, empleadas de maquiladoras o fabricas de ensamblaje.

En 2001 es asesinada Lili Alejandra García Andrade, su madre Norma Andrade y su maestra Marisela García son las Fundadoras de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, debido a la ola de crímenes sucedidos en Ciudad Juárez, en lo que va recorrido de 2009 hemos hallado 88 cuerpos, todas con signos de tortura, violación, mutilación, muchas de ellas han aparecido calcinadas, acuchilladas, amarradas con alambres de púas, desamparadas y agonizantes en el desierto.

¿Quiénes son los asesinos?

H.R: Hay múltiples hipótesis de quienes son los asesinos, se habla de cine snuff: que es grabar la violación, tortura y en este caso el asesinato de mujeres, se sabe que los videos tienen un costo entre 70.000 y 100.000 US$, lo cual indica la clase de clientela que tienen “personas muy adineradas y poderosas”

Lo que más nos preocupa a las organizaciones y a la sociedad civil, aunque no sepamos quienes son los asesinos, sea el cine snuff, las pandillas o los narcotraficantes, es que desde 1993 los 4 presidentes junto a los Gobernadores que han regido en el Estado de Chihuahua no han hecho absolutamente nada al igual que la policía y las autoridades quienes además han perdido las pruebas.

“las mujeres son responsables por sus crímenes por vestir de forma provocativa”

H.R: Los Gobernadores o los Procuradores de Justicia, dicen que las mujeres son responsables de sus crímenes por llevar minifaldas, por vestir de forma provocativa, los mismos las acusan de ser prostitutas, drogadictas o cantineras, lo cual no es cierto pero aún si lo fuera no es justificación para cometer un crimen.

Los Gobernantes no han hecho absolutamente nada además de entorpecer las investigaciones, lo cual nos hace entender que son cómplices de los asesinos, no sabemos los intereses o la cantidad de dinero que manejan en ese negocio.

Por otro lado, no hacen nada debido a que son mujeres pobres, obreras, que para ellos no tienen importancia; en las maquiladoras donde deberían cuidar a sus empleadas, no hacen nada porque si matan a una a dos o a diez, afuera de la planta hay quinientas haciendo fila para ganar 3 o 4 dólares.

Nosotros acusamos al Gobierno Mexicano por negligencia, ineptitud, omisión por ser responsables del FEMINICIDIO, el Gobierno siempre ha minimizado las cifras señalándonos de mentirosos. Dicen: - Que no son casi 600 mujeres sino que son 300, cuando una o dos deberían ser suficientes.

Hay casos de niñas de cinco, siete y diez años, murieron de la misma manera: violadas, torturadas; una sola de esas niñas debería mover a todo el país… sensibilizarlo, pero no ha sido posible, la indolencia del pueblo mexicano es enorme, cuando leen el periódico dicen: “Mira mataron a otra o mataron a cinco” esa actitud hace parte de la impunidad. ¡No se ha resuelto satisfactoriamente ni uno de los casos!

Han atrapado chivos expiatorios, los torturan y hacen firmar declaraciones de cosas se saben no son ciertas.

Los Derechos Humanos en México se rompen de lunes a domingo

H.R: Hay varios libros donde se documenta con nombres de los involucrados, ricos, empresarios, políticos no sólo de Chihuahua sino de todo México, se habla de fiestas donde llevan a las muchachas las secuestran, las violan y las asesinan.

Una joven logro escapar y tuvo que huir a los Estados Unidos por amenazas. Algo más, no es sólo el dolor de las familias de sus madres por enfrentarse a saber de la forma brutal cómo perdieron a sus hijas es después afrontar a las autoridades quienes las desprestigian, no les aceptan hacer las pruebas de ADN a los cadáveres a la sangre ni al semen encontrado en la ropa, aseverando que son pruebas muy costosas, no es sólo el dolor de las madres al saber cómo murieron sus hijas es después enfrentarse al desprestigio a la persecución y a las consabidas amenazas de muerte.

¿Amenazados de muerte?

H.R: A todos quienes hemos colaborado de una manera comprometida y solidaria a todos nos ha tocado desde un pequeño susto hasta amenazas de muerte, los tentáculos de Ciudad Juárez llagan a todas partes, ya sea; por teléfono, celular, mail, pero a fin de cuentas ¡no vamos hacer lo que ellos quieren: intimidarnos y salirnos de la organización!

Si en el camino me matan, me muero tranquilo, porque no soy narcotraficante, no he asesinada a nadie, y he luchado simplemente por la elemental justicia.

¿Qué es mujeres de arena?

H.R: Son cuatro testimonios de víctimas, una madre, una hermana, una prima y el diario de una de las mujeres asesinadas, testimonios intercalados con poemas de otros autores, más datos y cifras que se han ido actualizando desgraciadamente, el libro se vende en México y los fondos van para la organización Nuestras Hijas de Regreso A Casa y el Comité Cerezo que lucha por la libertad de los presos políticos en México.

Mujeres de Arena no cobra Derechos de Autor, se encuentra en Internet y quien desee la puede montar siempre y cuando, conserve íntegros los textos ya que son testimonios que nos han confiado por lo tanto no se deben mutilar o cambiar, seria una falta de respeto contra ellos.

Para terminar: “Nos duele la crueldad de los malos pero más nos duele la indiferencia de los buenos”.